La situación de los mercados en cuanto ha abierto Wall Street ha empeorado, ya que los norteamericanos también ven la situación con mucha incertidumbre y se están dejando llevar por factores de corto plazo y se obvia prácticamente cualquier cosa que tenga un efecto más allá de tres o cuatro días.

Lo único cierto que tenemos encima de la mesa es que el rebote que hemos tenido en los dos últimos días se cortó en seco en cuanto parecieron titulares muy agresivos diciendo que el Fondo Monetario Internacional había bajado los brazos y casi podíamos decir que daba la negociación con Grecia por perdida. Ayer aparecieron muestras de interés vendedor con repunte de volumen en el futuro del Eurostoxx 50 y sin ese repunte de volumen en el futuro del índice alemán, acompañado también por la misma figura bajista en el Dow Jones.
Esas figuras acertaron, ya que hemos tenido un gran número de titulares sobre Grecia que no auguran nada bueno y todo esto o se ha visto potenciado por una deuda en el mercado secundario de Grecia que sigue por encima del 11% pero además subidas tanto en Italia como en España que pone su diferencial a favor del italiano y con España aumentando su rentabilidad porque la situación de los principales acreedores no es buena si hay finalmente una salida de Grecia. El Ibex 35 está descendiendo -1,44% porque la sensación que hay en el sector bancario tan poco es positiva.

En general, ahora mismo hay un montón de cosas encima de la mesa con respecto a Grecia y que van desde el miedo a que le salga bien la jugada dentro de unos años por devaluar su moneda, hasta la incógnita de si va a haber más países que dejen el euro dada la inestabilidad política que tuvo Grecia, y su resultado, después ha venido España y también se teme por Italia y Portugal.

Por lo tanto, incertidumbre a tope en todas partes.

Todos los súper sectores del Stoxx 600 están en negativo con las químicas a la cabeza descendiendo -2,18% seguido de las petroleras con -1,8% ya demás automoción y recambios con -1,77%.

En Estados Unidos, también han hecho caso a sus velas bajistas y el Dow Jones está descendiendo casi -0,9% con un NYSE que también cae -0,72%.

Los datos macro no han dejado una señal clara con respecto a la subida de tipos en EEUU, ya que la primera lectura de la confianza del consumidor del universidad de Michigan ha quedado mejor de lo esperado, y es algo que va bien combinarlo con el aumento de las ventas minoristas y que apoya una subida de tipos, pero hoy hemos visto cómo el precio de producción industrial subyacente ha quedado negativo, aunque en doce meses sigue subiendo, por lo que ha sido un frenazo a esa sucesión de datos positivos para la subida de tipos.

En general, es Grecia la que más está preocupando y parece que condiciona totalmente la operativa de estera parte final de la semana con miedo a que el fin de semana traiga más malas noticias.

También hay que recordar que el viernes de la semana que viene es el vencimiento trimestral de derivados.