La sesión tuvo unos primeros instantes muy negativos en donde había un foco claro de problemas situado en el sector de telecomunicaciones, ya que las conversaciones entre Orange y Bouygues para la venta de las telecomunicaciones a la primera, se han ido al traste, así que todo el mundo estaba teniendo problemas porque se asomaba un parón en la concentración y ordenación del sector en Francia que promete más problemas para los ingresos al mantener la guerra de precios.
 
En estos momentos el súper sector de telecomunicaciones sigue siendo el peor de Europa con un descenso de -0,7%, pero este descenso es muy inferior al -2% que tuvo nada más comenzar la sesión.
 
También, hemos pasado de tener prácticamente a todos los súper sectores en negativo, a tener prácticamente a todos en positivo, alejándonos de los mínimos de la sesión y también de los muy peligrosos mínimos del viernes pasado. Recordemos que a finales de la semana pasada el jueves no tuvimos una buena sesión y la primera parte de la sesión del viernes tampoco fue buena, ya que tuvimos la pre pauta de final de mes, pero la aparición de esas compras inesperadas que suelen aparecer el primer día del mes, fueron mucho más esquivas de lo normal por la presencia del dato de creación de empleo de Estados Unidos del mes de marzo.
 
Precisamente, el dato de creación de empleo del viernes es uno de los factores positivos que tenemos encima de la mesa, ya que prácticamente todas las cifras fueron positivas pero destacó ese ligero repunte de la tasa de desempleo al 5%, que es lo que trae a todo el mundo de cabeza para saber a qué es debido. Por un lado, este aumento de la tasa de desempleo se sigue mirando en clave de la tasa de participación de la fuerza laboral, ya que en los últimos años ha tenido un descenso realmente impresionante y muchos creen que este repunte del desempleo ha venido de la mano de otro repunte en la tasa de participación, ya que muchos dicen que la economía de Estados Unidos está tan bién que muchos que pasaron a no contar en la fuerza laboral, vuelven otra vez al mercado de trabajo esperanzados en encontrar, esta vez, trabajo. Sin embargo, hay otros que piensan que simplemente se debe a que hay más personas que entran en edad laboral y que han terminado sus estudios, por lo que es la entrada natural de personas al mundo del trabajo y no precisamente por la esperanza de encontrar nuevo un puesto lo que lo ha generado. Este debate ha traído otra vez a la palestra los ciclos demográficos y se piensa que la fuerte bajada de la tasa de participación de la fuerza laboral es debido a que muchos de la generación del Baby Boom están entrando ya en edades de jubilación, por eso están desapareciendo tantos y las nuevas generaciones no suplen esos huecos dejados por ser mucho menos numerosos.
 
De cualquier manera, de momento el dólar está muy tranquilo pues el dólar yen está completamente plano y lo mismo en la libra dólar, pero el euro dúlar se ha puesto a descender ya -0,3% habiendo tocado la sobrecompra y teniendo dificultades para mantenerse por encima de los máximos de febrero de este año. Esta parada que ha tenido el eurodólar, no viene tanto por la fortaleza del dólar, porque hemos visto que no existe en otros pares, sino porque el Banco Central Europeo ha vuelto a decir que está preparado para volver a actuar para defender su objetivo de inflación.
 
Lo anterior viene porque el precio del crudo vuelve a tener otra vez problemas y tiene una sesión negativa, buscando la zona de los 36 $. Sigue la evolución negativa de los precios del crudo de referencia en Estados Unidos porque poco a poco nos estamos acercando a esa reunión de productores del día 17 de este mes en donde se supone que van a tratar la congelación de la producción a los niveles de enero, pero el problema es que la semana pasada Arabia Saudita dijo que ellos no iban a bajar la producción si Irán no hacía lo propio, y este fin de semana Irán ha mostrado que las exportaciones de crudo ha vuelto aumentar para situarse por encima de los 2 millones de barriles, así que queda claro que tenemos una pelea extraordinariamente importante entre Arabia Saudita e Irán. Esta confrontación no sólo está presente en las cuotas de mercado, sino que recuerden cómo cada uno de los dos había tomado una parte contraria en el conflicto de Yemen y por la dominación de los intereses en todo oriente medio, así que cada vez se ve más difícil que haya un acuerdo entre los dos porque Irán tiene muchos deseos de recuperar su cuota de mercado tras las sanciones internacionales y Arabia quiere seguir teniendo la dominación de los ingresos de Irán por tener más cuota de mercado al haber aprovechado esas sanciones para adueñarse buena parte del mercado.
 
Por lo tanto, una nueva bajada de los precios del crudo que va a favor de lo que comentó Goldman en el sentido de que la dinámica de oferta y demanda no sostenía este rally de los precios, lo que sigue haciendo pensar al mercado que va a ser muy difícil poder alcanzar los objetivos de inflación, y aquí es donde entra el BCE diciendo que seguirá haciendo todo lo que sea necesario, por lo que los activos de riesgo vuelven a tener apoyo en esa esperanza de que el BCE siga sosteniendo la situación.
 
Además, Estados Unidos acabó recuperando mucho terreno y cerrando en positivo, lo que nos dejó en Europa muestras de interés comprador en el futuro del índice alemán y el europeo, así que mientras no se pierdan los mínimos del viernes, tenemos un cierto empuje alcista.

indices