Según nos íbamos acercando en Europa a la sesión norteamericana, el mercado se ha quedado plano esperando, y gracias al precio del crudo y algunos datos macroeconómicos, hemos vuelto a tener pulso otra vez porque Wall Street intenta mantenerse en positivo mientras esperamos al fin de la reunión de dos días de la Reserva Federal.
 

El crudo es un punto importante porque ayer el Instituto API dijo que esperaba una rebaja de las reservas de crudo y ha sido confirmada por las cifras oficiales, así que las petroleras hacen que el sector de energía sea el mejor de Estados Unidos en estos momentos con un incremento del 1,2%.

La mayoría de sectores del SP 500 están en positivo salvo el de consumo discrecional que desciende ligeramente -0,03% por un mal comportamiento de Wal Mart y unas ventas minoristas que decepcionan con un incremento de sólo 0,1%, aunque era lo esperado.

En Europa la mayoría de súper sectores están en positivo con el de recursos básicos subiendo 1,82% tras una mejora de recomendación a Glencore. Los bancos suben un, 02% apoyados en el recibimiento positivo en España de la fusión forzosa entre Bankia y BMN. Evidentemente, el ambiente de aumento de tipos de interés también les viene bien.

Las petroleras también son las mejores con un incremento del 1,24% y no estamos teniendo apoyo del súper sector de automoción y recambios que está prácticamente plano porque siguen las denuncias a varios constructores por el escándalo de las emisiones.