Resumiendo mucho lo que ha dicho, nos quedamos con que el crecimiento seguirá avanzando, se seguirá fortaleciendo el mercado laboral, y considera que ha llegado el momento de subir los tipos de interés otra vez porque de hacerlo más tarde se podría meter la economía de Estados Unidos en recesión otra vez.
 
Por lo tanto, el mercado se ha quedado por un lado con buenas noticias acerca del crecimiento, por otro que una subida de tipos de interés está cerca, y además con cierta incertidumbre acerca de lo que pueda pasar con el resultado de las reformas económicas de la nueva administración. Como para este último punto todavía queda bastante tiempo, nos quedamos con los dos primeros puntos, fortaleza y subidas de tipos de interés.

Lo que está realmente moviendo al mercado es que esa subida de tipos de interés está fortaleciendo al dólar en prácticamente todos los cruces y esta situación es favorable para el sector bancario, por lo que uno de los mejores en Europa es precisamente este sector que está ayudando a que los bancos de la periferia y de la zona euro en particular estén mejorando bastante.

Por otro lado, las exportadoras de la zona euro también lo agradecen y el súper sector de automoción y recambios está subiendo cerca del 1%, que ya estaba muy animado en el día de hoy por la posible concentración del sector con esa aproximación del grupo francés PSA a Opel, que también animaba a General Motors.

Evidentemente, ver que sí se pueden cumplir tres subidas de tipos de interés este año o incluso alguna que otra más, está afectando de forma negativa al resto de sectores, por lo que Estados Unidos mantiene las cifras negativas de los índices principales en estos momentos, que coincide con la llegada a la resistencia de los máximos de diciembre del Dow Jones de transportes, por segunda vez.

El mercado de deuda siente presión bajista en todas partes porque tiene que igualar su rentabilidad al incremento de la posible inflación y los tipos de interés, así que en estos momentos el futuro del bono alemán a 10 años está cayendo cerca de 46 puntos y añadiendo más descensos al retroceso tras haber alcanzado la resistencia de la media de 200 sesiones con nocturno por cuarta vez.

Misma situación tenemos en las notas a 10 años de Estados Unidos que están cayendo cerca de -0,5% y marcando todavía más como resistencia la directriz alcista que viene desde los mínimos de 2013. Con estas noticias, debemos tener vigiladas las subastas de ahora en adelante para saber qué es lo que descuenta el mercado en realidad.