Si miramos al mercado por dentro nos daremos cuenta de que todos los súper sectores de Europa están en negativo y los que más despuntan en sus pérdidas son exactamente los mismos que ayer.
 
El súper sector bancario está descendiendo -1,71% ya que sigue el miedo a las consecuencias de la salida de Reino Unido de Europa, algo que sigue poniendo cifras negativas a los valores británicos, pero en general el sentimiento es negativo porque mañana comienza las vacaciones en Europa, y eso se nota muchísimo en todas partes. Evidentemente, el Ibex 35 tiene problemas porque los bancos son lo que más pondera dentro del índice.
 
Por otro lado, el súper sector de automoción y recambios está descendiendo -1,95%, y eso que tienen las divisas a favor, pero recordemos que es el principal pedal de aceleración y freno del índice alemán, y al no poder con la resistencia de los mínimos de diciembre y esos 10.000 puntos, todo descenso potente tiene su concurso, como es el caso.
 
El punto más negro del día está otra vez en las materias primas, con el súper sector de recursos básicos descendiendo de nuevo -3,52%, lo que vuelve a poner de relieve que no le ha sido posible superar la resistencia de la media de 200 sesiones. Además, las petroleras vuelven a tener problemas otra vez con un descenso superior al -2%.
 
Recordemos que lo anterior está unido por la cotización del dólar, y hemos tenido unas cuantas declaraciones de personal de la Reserva Federal diciendo que en abril sería buen momento para subir los tipos de interés. No son demasiados, no son todos, pero ver que poco a poco aparecen más comentarios le está calentando mucho la cabeza al personal… Y si encima aparece Bullard ahora mismo diciendo que las previsiones que se han presentado en marzo sugieren que otra subida de tipos no está demasiado lejos, pues el dólar tiene ese aporte extra que es suficiente para debilitar el valor intrínseco de las materias primas que cotizan en esa moneda.
 
Lo del crudo, sigue su camino, ya que está por debajo de los 40 $ muy tocado por el aumento fuerte de las reservas semanales de crudo superiores a 9 millones que conocimos ayer en las cifras oficiales del departamento de información energética de Estados Unidos.