En estos momentos tenemos otra vez descensos en Europa en lo que casi parece una repetición del día de ayer porque todos los ojos están puestos en el mismo sitio, la decisión que tenga que tomar el BCE del jueves que viene.
 
En estos momentos todos los súper sectores están en negativo con el de recursos básicos a la cabeza cayendo nada menos que -4,58%, y es que los súper sectores protagonistas no han superado las resistencias que ya vimos ayer en algunos de ellos y el retroceso continúa sin mayor novedad.
 
Los bancos están cayendo -1,24%, automoción y recambios -2,11%, los servicios financieros -1,62%, las aseguradoras -1,51%, los medios de comunicación -1,41%, las petroleras -1,36%, las tecnológicas -1,86% o las telecomunicaciones -1,15%.
 
El susto del día nos lo ha dado China con las cifras de su balanza comercial con unas exportaciones que se desploman cerca del 25%, algo que sigue mostrando que hay problemas dentro del país, pero que no debe llevar la sangre al río demasiado, porque son cifras que siguen estando influenciadas por la festividad del nuevo año lunar, así que todo el mundo está pendiente de ver si las cifras correspondientes a marzo presentan un fuerte rebote, lo que redunda en la estacionalidad de la fecha, porque si aparece un nuevo descenso fuerte, entonces el personal podría ponerse algo más nervioso de lo habitual.
 
Para tener una representación gráfica de la situación de Europa, simplemente miren el gráfico adjunto donde tenemos el futuro del Ibex 35, del DAX y del Eurostoxx 50. Se ve perfectamente que en los máximos del mes tanto en el alemán como en el europeo tenemos una muestra de interés vendedor en forma de karakasa invertida con repunte de volumen y ahora mismo las ventas están siendo dirigidas por el RSI que está perdiendo la directriz alcista desde los mínimos en sobreventa del mes pasado.

indices