Si estuviésemos viendo un enfrentamiento entre dos jugadores de baloncesto, en donde uno defiende y el otro ataca, casi podríamos asemejar el movimiento que estamos teniendo en Europa al típico movimiento que vemos en los uno contra uno en la cancha de baloncesto, en donde el atacante lo  intenta primero por un lado pero después se da la vuelta para encarar el lado contrario, buscando romper la cintura al defensor y dejarlo plantado en el sitio, dejando vía libre para una entrada a canasta o una asistencia a un compañero.
 
El movimiento a la izquierda, en este caso alcista que tuvimos nada más comenzar la sesión, fue la incorporación del mercado alemán a las ganancias que tuvimos en el día de ayer y apoyados en el efecto positivo que tenía el comportamiento de Apple de ayer en el sector tecnológico europeo en el día de hoy. Ayer vimos cómo la noticia de que Warren buffet había invertido cerca de 1000 millones de dólares en la compañía de la manzana en una zona de soporte bastante importante, ayudó a que todo el mundo mantuviese una especie de media sonrisa, pero la verdad es que el sector tecnológico en estos momentos en Europa sólo sube 0,14%.
 
Por otro lado, también teníamos apoyando al sector de las telecomunicaciones que ahora mismo es el mejor de Europa subiendo 1,36% tras la presentación de los resultados de Vodafone en donde por fin ha tenido crecimiento, cambiando la tendencia de pérdidas desde hace muchos años. Además, piensan que van a crecer todavía más en lo que queda de año. Sin embargo, no son pocos los que han dado dos repasos a los resultados y las intenciones de la compañía, y lo que se saca en conclusión es el grandísimo esfuerzo que está haciendo el sector para poder afrontar unos tiempos muy duros en donde todo el sector se ha lanzado de cabeza a comprar material para emitir dentro de sus redes, competir con las cadenas de televisión, y hacerse un hueco importante en la distribución de contenidos digitales para poder tener unos ingresos extra y además competir por los clientes, al mismo tiempo que incrementar los ingresos y justificar la subida de precios de los servicios.
 
Pero lo anterior sólo sirvió hasta que el jugador atacante le dio por ir al lado contrario haciendo caso al desplome que está teniendo el súper sector de automoción y recambios que en este momento baja -2,28%, debido a que el presidente de Opel ha tenido que salir personalmente a desmentir que la compañía haya manipulado los coches y sus productos para reducir las cifras de emisiones contaminantes, aunque dice que todo está dentro de la legalidad. Además, hemos conocido la balanza comercial de la zona euro y en ella se ha mostrado que las exportaciones no ajustadas en términos interanuales han descendido el 3%, lo que ha sentado fatal a todo el mundo.
 
El súper sector de automoción y recambios tiene un peso gigantesco en el índice alemán, así que ha sido el primero en meterse en negativo al bajar -0,2% y cortar un intento alcista que si lo combinamos con el futuro del índice europeo, teníamos una especie de doble suelo en donde los máximos relativos del mes, formaban la parte del cuello.
 
Tampoco ayuda a tener cierto optimismo la noticia de que el Tribunal Constitucional de Alemania ha dado paso a una denuncia contra el Banco Central Europeo y las medidas que tomó en su momento, en donde consideran (los denunciantes) que se ha excedido en su mandato al comprar tanta deuda estatal y además dedicarse a comprar deuda empresarial. No hace falta pensar mucho para saber de dónde ha podido venir esta denuncia, pero lo cierto es que añade inestabilidad sobre un camino despejado del Banco Central Europeo para cumplir todo lo que ha puesto encima de la mesa. Además, el incremento de los precios del crudo hace temer por la longitud del programa cuantitativo y la cierta tranquilidad de los alemanes que puede desaparecer en cuanto haya los primeros síntomas de inflación. De hecho, el indicador que más se mira sobre perspectivas de inflación futuras, que es el tipo forward a cinco años dentro de cinco años, sube por encima del 1,5% y es la cota más alta desde marzo. Hay que decir que el precio del crudo de referencia en Estados Unidos en este momento está algo débil bajando -0,13%, pero ya saben que entramos en la jugada de la reservas semanales de crudo con el dato esta noche del Instituto API, que falló bastante la semana pasada, pero aún así es un generador de movimiento. Ahora mismo el precio del crudo de referencia en Estados Unidos está en 47,66 $, aunque sigue subiendo gracias a ese apoyo de Goldman Sachs que pasó de ser bajista a ser alcista y poner la media del año el más o menos los 50 $.
 
Sin perder el hilo anterior, ahora mismo el súper sector de petroleras está descendiendo -0,37%.