La sesión en Europa está intentando mejorar con respecto a lo que teníamos esta mañana, buscando aprovechar la fortaleza o mejor desempeño que está teniendo en Estados Unidos, aprovechando que el viernes cerró lejos de los mínimos de la sesión.
 
La debilidad del dólar sigue siendo protagonista, aunque hoy se está intentando revertir un poco, pero no demasiado, por lo menos no lo suficiente como para que se intente cortar la mejora fuerte que están teniendo las materias primas y que están arrastrando al súper sector de recursos básicos a ser el mejor del día con un incremento del +4,36%, seguido de las petroleras subiendo +1,71%.
 
Lo anterior son los focos importantes de la sesión, aunque el mercado de deuda también nos está ofreciendo un punto muy preocupante, ya que la rentabilidad de la deuda alemana a 10 años se mantiene por debajo del 0,1%, atacando la lateralidad en la que nos metimos durante todo este año y además el futuro de la deuda a 10 años se ha colocado por encima de los máximos del contrato que vence dentro de unos días, mostrando el peligro que tenemos por delante en forma de referéndum de permanencia la Unión Europea por parte de Reino Unido y además las elecciones en España.
 
En Estados Unidos tenemos una situación similar, ya que los sectores del SP 500 que mejor lo están haciendo en estos momentos son el de materiales subiendo 1,05% y además el de energía con 1,65%.
 
El sector financiero está intentando mejorar +0,77% y la mejora que tuvimos el viernes de las utilities es hoy se está moderando algo con una mejora sólo del 0,14%.
 
Seguimos a la espera del punto importante del día que es la intervención de la presidenta de la Reserva Federal, ya que hoy hemos tenido los comentarios de dos miembros de la FED que son completamente opuestos con respecto a los tipos de interés, con Rosengren diciendo que sigue habiendo caso para subir los tipos de interés pero Lockhart diciendo que no es partidario de subir los tipos en junio pero que en julio podría ser posible.
 
Por otro lado, hemos conocido el dato de las condiciones laborales en Estados Unidos y nos hemos llevado la sorpresa que queda al nivel más bajo en siete años, lo que daría algo más de fuerza al pésimo dato de creación de empleo que conocimos el viernes.
 
El sector bancario en Europa no tiene el día con una ligera mejora del +0,06% en donde el peor de todos es el Banco Popular que ha llegado a caer algo más del 4% pero ahora recorta un poco las pérdidas al -2,41%, compartiendo el farolillo rojo con el italiano UniCredit que pierde -2,5%. Durante gran parte de la mañana han tenido un desarrollo muy errático y el sector español estaba muy dañado, pero en cuanto han despertado los americanos, hemos ganado algo de fuerza.
 
Punto a destacar es el recuento de instalaciones petrolíferas realizado por Baker Hughes en donde hemos encontrado que de forma general en Estados Unidos, y además en concreto las plataformas exclusivamente de extracción de crudo, han aumentado con respecto a la semana pasada, así que debemos tener en cuenta que el aumento del precio de referencia en Estados Unidos puede estar haciendo que algunas instalaciones puedan entrar en rentabilidad positiva, lo que les haría poder pelear por cuota de mercado contra Arabia Saudita.