Otra vez el mercado vuelve a estar pendiente de las acciones de un banco central. Justo cuando ya teníamos una época en donde la Reserva Federal ya estaba metida de lleno en la subida de tipos de interés, el Banco de Japón llevaba el paso contrario, el Banco Central Europeo también tomaba medidas por su cuenta y justo cuando el Banco de Inglaterra estaba cerca de la Reserva Federal para subir los tipos de interés, nos aparece este cisne negro en forma de salida de Reino Unido de la Unión Europea, lo que obliga a su banco central a tomar medidas para contener el daño económico.
 
En su momento ya dijeron que tendrían que tomar medidas en la reunión de hoy y en la próxima, aunque desafortunadamente avisaron también que ellos no podrían contener todo el daño.
 
Lo primero que piensa el mercado es en una bajada de tipos de interés y ahora mismo ya hemos conocido la opinión de los grandes bancos, aunque no se descarta más medidas, pues dijeron en su momento que lo que anunciaran hoy y en la próxima reunión debe mirarse como un paquete conjunto.
 
En definitiva, tenemos a tres de los cuatro bancos centrales más importantes del mundo tomando medidas para apoyar a sus economías, así que es una música que le gusta al mercado. Lo que está levantando ríos de tinta es ver que la bolsa británica ha mejorado mucho más que las de la Unión Europea y en concreto las de la zona euro, y parece que todo el mundo está empezando a encontrar una explicación en las consecuencias que puede tener en otros países la salida de Reino Unido, por lo que el mercado tiene cierta desconfianza en la fortaleza del proyecto europeo. La proximidad de elecciones en algunos países junto con un frente antieuropeo amenaza con hacer saltar las costuras siguiendo el ejemplo de Reino Unido, así que todo el mundo está muy pendiente del clima político que se vive en cada uno de los países miembros.
 
De momento el índice británico hoy crea un nuevo máximo anual buscando la zona de los 6800 puntos ya que a finales del trimestre pasado consiguió cambiar la tendencia y superar la directriz bajista que viene desde los máximos de 2015.
 
En estos momentos la gran mayoría de los súper sectores en Europa están en positivo, pero el de construcción ha visitado alguna vez las cifras negativas, ya que hay muchos comentarios y muestras acerca de que el sector constructor en Reino Unido se ha metido en problemas.
 
Algunos sectores están subiendo más del 1% con el de automoción y recambios como el mejor ahora mismo subiendo 1,83% y el bancario ha dejado de estar el primero de la lista cuando llegaba a mejorar cerca del 2%. En este último sector, la parte española y la italiana eran los que más están tirando del carro, aunque UniCredit ya ha advertido que no descarta una ampliación de capital para poder cumplir con las reglas impuestas por el Banco Central Europeo. Aun así, sigue habiendo cierta esperanza en ver un rescate público, aunque desde el Bundesbank ya han dicho que el aumento de volatilidad en el mercado no es excusa para olvidarse de las reglas aprobadas sobre el mismo, y recuerden que para poder rescatar a un banco ya se debe contar con los accionistas y con el dinero de los depositantes.