Wall Street ha tenido una apertura mala y en este momento todos los sectores del SP 500 están en negativo con los bancos como el peor con un descenso de -1%. Esto ya lo vimos en la apertura de Wall Street porque el gráfico a meses estaba bastante sobrecomprado, por lo que este hecho, combinado con la espera al dato de creación de empleo del viernes, nos podía traer en una fase de letargo bastante importante.
 
Recuerden también la situación de algunos índices como por ejemplo el Nasdaq compuesto en donde la vuelta a la baja de finales de la semana pasada nos ponía en una situación bastante comprometida porque estábamos también saliendo de la sobrecompra.

Los futuros sobre fondos federales han aumentado casi un 10% la probabilidad de que veamos una subida de tipos el mes que viene y además los pedidos a fábrica han quedado mejor de lo esperado, lo que significa un apoyo más a esa subida.

En Europa, ya saben que no tenemos carácter para ir desconectados de Estados Unidos, así que los poemas han vuelto otra vez poniendo el futuro del índice alemán muy cerca del soporte de los máximos de enero con un Deutsche Bank que acelera las pérdidas hasta el -7% por esa ampliación de capital.

En Europa, todos los súper sectores están en negativo con el de recursos básicos como el peor descendiendo -2,18%, seguido del bancario con -1,32% y las tecnológicas con -1,02% al ver que el Nasdaq es el que peor papeleta está presentando ahora mismo.