Puntos más importantes.
 
Dice que la zona euro tiene un crecimiento que está lastrado por una reformas que se hacen de forma muy lenta o que simplemente no llegan. Hay signos de que la recuperación global será algo más fuerte.

La mejora las condiciones de financiación está promoviendo una recuperación de la inversión y que las medidas de política monetaria están apoyando la demanda doméstica, algo que han repetido ya en las últimas reuniones.

Considera que la expansión se va a reafirmar, además será más amplia y que los datos aumentar la confianza de la expansión.

Las políticas monetarias han continuado preservando condiciones favorables y que la inflación subyacente mantiene presiones bajistas aunque muy atenuadas. Con respecto a la inflación, van a mirar más allá de los cambios en las cifras y que todavía hay un grado de necesidad de estímulos bastante sustancial.

Las previsiones de inflación:

Para 2017 la inflación la suben al 1,7% desde el 1,3% de las previsiones de diciembre.

Para 2018, sube al 1, 6% desde el 1,5% anterior.

Para 2019, se mantiene estable del 1,7%.

Pero avisa de que las proyecciones están supeditadas a que haya una implementación completa de todas las medidas de política monetaria.