Por un lado tenemos la fuerte recuperación desde la zona justo por debajo de los 30 $ hasta casi los 38 $ en donde nos hemos parado recientemente. Por otro lado, tenemos también ese posible acuerdo para la congelación de los precios del crudo, pero por fuera de todo esto tenemos a bancos de inversión como por ejemplo Goldman Sachs que avisan de que ese acuerdo no va a solucionar absolutamente nada porque la producción sigue siendo muy alta y las reservas también, por lo que la mejora del precio del crudo no es sostenible.
 
Se ha sabido que el 17 de abril habrá una reunión en Qatar de productores para hablar de ese posible acuerdo de congelación de la producción, pero parece que Irán no va estar presente.
 
Incluso con una congelación de la producción, que sería al nivel alcanzado en enero, sigue siendo extraordinariamente alta y es precisamente lo que es tomado en cuenta para decir que el rally no es sostenible, porque hay muchísima producción, el consumo tampoco se dispara, y muchos están mirando que hay demasiados largos en el mercado apostando por una recuperación del crudo, por lo que mirando el lado de la demanda y de la producción, se llega a la conclusión de que es un rebote especulativo total, por eso se piensa que no tiene fundamento y se está alertando sobre ello ante posibles desplomes futuros.