El fondo monetario internacional dice que la salida de Reino Unido de la Unión Europea podría generar un daño severo tanto de forma local como global. También dice que todo lo que se hable acerca de este evento va a pesar de forma fuerte en la confianza y la inversión. La salida de Reino Unido del mercado europeo único reducirá el comercio y los flujos financieros y además recorta la previsión de crecimiento para 2016 de Reino Unido al 1,9% cuanto antes la previsión la del 2,2%.
 
Para la zona euro, reduce la previsión de crecimiento para 2016 al 1,5% desde el 1,7% anterior, y también la de 2017 al 1,6% desde el 1,7% anterior.
 
Con respecto a la política monetaria, dice que el BCE debe seguir con una política acomodaticia durante un largo período al mismo tiempo que mantener una señal visual fuerte de su voluntad para utilizar todos los instrumentos disponibles hasta que se alcance el objetivo de inflación.
 
Para nuestro país, reduce la perspectiva de crecimiento al 2,6% en 2016 desde el 2,7% anterior y para 2017 la mantiene en el 2,3%.
 
Para Brasil aumenta la recesión en 2016 a una previsión de caída de -3,8% desde el -3,5% anterior pero para 2017 no ve crecimiento alguno.
 
En Estados Unidos la previsión de crecimiento baja al 2,4% en 2016 desde el 2,6% anterior y la de 2017 se reduce al 2,5% desde el 2,6% anterior.
 
Para China, la previsión sube al 6,5% desde el 6,3% anterior.
 
De forma global, la previsión de crecimiento baja al 3,2% desde el 3,4% anterior.
 
Son malas noticias para los mercados y otro nuevo impulso para los activos de seguridad, el oro en primer lugar.