Lean esto….
 
Este trabajo muestra cómo la política de expansión cuantitativa del BCE ha generado un exceso de liquidez dentro de la UEM, propiciando flujos financieros entre países. Ello ha contribuido a la obtención de un saldo positivo en la cuenta financiera de la Balanza de Pagos de España en 2015, excluido el banco central, que se sitúa por encima del superávit de la cuenta corriente y de capital. Resultado de ello, el pasado año aumentó la posición deudora del Banco de España frente al exterior, si bien la naturaleza de estos flujos difiere notablemente de lo ocurrido en el episodio de tensionamiento de los mercados de deuda soberana que tuvo lugar en 2012. En conjunto, la posición deudora neta de la economía española se redujo en 2015, al mismo tiempo que se produjeron importantes flujos de in­versión neta hacia nuestro país por parte de los no residentes.
 
http://www.bde.es/bde/es/secciones/informes/boletines/Boletin_economic/index2016.html#x8ee3 
 
El superávit de la balanza corriente y de capital de la economía española el año pasado fue de 21 bn. EUR, el tercer año consecutivo con saldo positivo. Como identidad contable, este dato coincide con el saldo positivo de la balanza financiera. Pero a la hora de valorar la evolución de los flujos financieros con y sin el Banco de España se produce un aumento de la posición deudora de este último frente al Eurosistema. En definitiva, la balanza financiera sin Banco de España se ha saldado en 2015 con un superávit de 74 bn.

En definitiva….
 
c1


Es fácil de entender: en la medida que las reservas de la entidades financieras residentes han aumentado menos que las intervenciones del Banco de España, parte del dinero inyectado se ha utilizado para repagar deuda en el exterior o incluso comprar activos en la zona. Esto ha llevado a un aumento de la posición deudora (a través de Target) del Banco de España en el periodo por 60 bn. Pero, por razones bien diferentes a las que llevaron a un aumento de la deuda del Banco de España frente al resto de los bancos centrales en 2012. En aquel momento, por desinversiones de no residentes en España y cancelación (obligada) de préstamos. Ahora, más bien, por la inversión en el exterior de las entidades financieras o la cancelación (voluntaria) de préstamos.
 
Desde mediados de 2014 el Eurosistema ha comprado activos privados y públicos por 833 bn. y ha concedido préstamos hasta cuatro años a las entidades de crédito por 425 bn.

c2

 
José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España