En foto adjunta, ¿cuántos griegos entenderán realmente que están votando?