Se trata de Mohamed El-Rian, el que era el presidente de PIMCO, y co-jefe de inversiones en la compañía. Bill Gross gestionaba el Total Return Fund de 270.000 millones de euros y fue una de las estrellas en toda la crisis financiera.
 
Pues bien, El-Rian, que ahora ocupa el cargo de jefe de la asesoría económica en Allianz, habló en Berlín en el FundForum International acerca del referéndum de permanencia la Unión Europea que se celebrará en Reino Unido en pocas fechas.
 
Hay que tener en cuenta su opinión porque es muy ilustrativa de lo que en realidad hay en juego. En su opinión hay un conflicto de dos visiones fundamentales dentro de la Unión Europea. Por un lado tenemos el punto de vista británico que considera Europa una zona de libre comercio y que ese es su objetivo (recuerden que siempre acaban sus conflictos territoriales con acuerdos comerciales para no perder influencia, ahí tienen la Common Wealth). sin embargo, tenemos la visión del eje franco alemán que es la de que Europa significa algo más y que el destino es la de tener una unión todavía más fuerte.
 
En realidad, no debemos dejar de pensar en un aspecto algo más trascendental dentro de lo que significa la Unión Europea, porque si la Unión Europea significa algo más, es porque a día de hoy, después de las guerras mundiales, los franceses y los alemanes han conseguido superar los conflictos del pasado, por lo que hay un trasfondo muy importante en lo que significa la “Unión”.
 
El-Rian dice que si se vota la permanencia en Europa, el conflicto entre estas dos visiones no se soluciona, por lo que cree que las tensiones entre las dos partes van a seguir apareciendo de vez en cuando, porque las dos persiguen objetivos distintos dentro de un acuerdo institucional. Sin embargo, sí Reino Unido sale de la Unión Europea, este conflicto se resuelve y quedan dos partes más homogéneas. Admite que una salida de Europa traerá volatilidad en el corto plazo, pero dice que quizá en el largo sea beneficioso.