El crudo vuelve a la actualidad si tenemos en cuenta el cambio de tendencia que en el medio plazo ha realizado en las últimas sesiones al romper por arriba el canal bajista que nos estuvo dominando durante los últimos meses.

Recuerden que la situación de los inventarios es lo que realmente está moviendo un poco al precio del crudo ya que los de ayer fueron menores de lo esperado y ayudaron a que el precio no se moviese demasiado a la baja.

En estos momentos la OPEP deja sin cambios la perspectiva de crecimiento de la demanda mundial para este año pero sube la que le corresponde a su cuota de mercado.

Fíjense que acabamos de ver que la OPEP ha dicho que ve un menor crecimiento de la producción en Estados Unidos y que las necesidades de refinado van a ser compensadas con el uso del crudo que está almacenado, lo que puede hacer reducir el exceso de reservas.

Un menor exceso en la reservas puede hacer aumentar el precio del crudo, que a su vez ayude aumentar la perspectiva de inflación en Europa y en la zona euro, tal como comentó el Banco Central Europeo ayer en la rueda de prensa de Mario Draghi.

Si la perspectiva de inflación ayudada por el crudo aumenta, el euro vuelve a tener fortaleza por este flanco, lo que ayuda a sostenerse por encima de los mínimos de marzo. Todo esto, daña las exportadoras en Europa y puede aumentar la presión bajista en los índices europeos, sobre todo el que está plagado de exportadoras como índice alemán.

 Muy importante lo que dicen sobre un recorte de la perspectiva de crecimiento de la producción este año en Estados Unidos hasta los 740.000 barriles por día cuando la estimación anterior era de 820.000. Además, como consecuencia de esta menor producción, las necesidades de refinado serán cubiertas en parte por las reservas, así que ayudarán a reducir ese exceso.