Vista la escalada de la producción en Estados Unidos y el aumento de la reservas, algunos miembros de la OPEP se están poniendo muy nerviosos porque ven que su acuerdo no funciona. Además, existe el peligro de que la producción de Estados Unidos esté mordiendo cuota de mercado a todos los de la organización del petróleo y además de los países fuera de ella que se han unido al recorte de producción.
 
Ya sabemos que todo el mundo está muy pendiente de cuál puede ser el siguiente paso, entre los que se encuentra una extensión en longitud del acuerdo de reducción de la producción, un aumento de la reducción, y la última posibilidad es la de que todo el mundo se sienta amenazado y por su cuenta busque aumentar la producción para recuperar cuota de mercado.
 
Lo cierto es que todavía hay espacio para que se cumpla más a rajatabla el acuerdo de reducción de la producción y así se ha expresado el ministro del crudo de Kuwait, que dice que todavía se debe hacer más y seguir presionando para alcanzar las cifras prometidas de recortes, aunque las dudas de que sea suficiente crecen cada día de la mano de Estados Unidos.