Si había un actor con fama de duro entre los duros ese era Humphrey Bogart, tanto en las películas como en su vida privada. Cuando en 1941 rodaba el Halcón Maltés de  John Huston, en una escena tenía que besar a la protagonista femenina Mary Astor
.Claro, tanto hacer de duro, nunca le había tocado besar a ninguna actriz por lo que se vio francamente apurado. La escena se tuvo que repetir siete veces porque el beso de Bogart parecía ridículo y al final se consiguió una escena aceptable, tras varias largas charlas de ánimo que le dio John Huston intentando centrarle.

 
A la FED con Wall Street le pasa al revés. Tanto hacerse los buenos, tanto dar cariño a sus bolsas, que ahora que la FED quiere emular a Bogart y hacerse la dura, es que no le sale. La reunión de esta semana fue de ponerse duros, acortar el período antes de subidas de tipos, terminar ya la QE, pero nada, ni se inmutó Wall Street. Igual hay que repetir la escena siete veces como en el Halcón Maltés, para que parezca realista :-)

 
Y sin embargo Europa que le pilla más lejos tiene más dudas.  La mayoría de índices europeos en lateral desesperante. Tampoco está dejando a nadie tranquilo todo el lío que hay montado en Ucrania. Se teme que los mercados sean el escenario de las represalias cruzadas de unos contra otros.

 
El caso es que se decía que la bolsa alemana lo podía pasar peor con la crisis de Ucrania, pero si vemos el gráfico de acompañamiento esto es dudoso. Es del spread del Ibex contra el Dax. Como se puede ver en estos días, si Alemania flojeaba, el Ibex presuntamente menos afectado lo hacía igual. Al final parece que para que el Ibex sube tranquilo, necesita que esté subiendo hasta la bolsa de la isla de Boga Boga...Cualquier nota discordante y....

 
El spread ha mejorado mucho desde el verano pasado, pero no se ve por ningún lado esa lluvia de dinero de la que hablaba un banquero hace no mucho. Puede que sí sobre la deuda, pero no está tan clara sobre la bolsa. El spread no consigue romper resistencias desde hace años, y así volver a los niveles normales antes de la crisis, que corresponderían a la línea roja superior, de momento muy lejos.

 
Volviendo a los máximos de Wall Street, hay una nota algo discordante. El nivel de ventas de los  insiders, directivos con acciones de su propia compañía, con lo cual los más informados del mundo,  está siendo el más alto de los últimos 25 años.

 
Comenta Mark Hulbert que se vieron ventas similares, a principios de 2007 y a principios de 2011. Hay que destacar que  son muy hábiles pues venden bastantes meses antes de que vengan las bajadas, como pasó precisamente a finales de 2007 y a mediados de 2011. ¿Estará ahora pasando lo mismo? Desde luego queda claro que lo que hacen no es un indicador de corto plazo ni mucho menos, pero que sí podrían estar enviando un mensaje de cara al medio plazo, como para el otoño de este año, donde terminaría en principio la QE y empezaría la cuenta atrás para la primera subida de tipos según las palabras de la FED de esta semana.