Por imposible que parezca, es un fenómeno repetido en la historia el que el Mar Mediterráneo se seque por completo.
No hace mucho para lo que es el tiempo geológico, unos 6 millones de años, el desplazamiento entre África y Europa y la bajada del nivel del mar, taponó la zona del estrecho


. En unos 1.000 años, la evaporación, al no tener el aporte del Atlántico, convirtió al Mediterráneo en una zona salada y asolada y llena de lagos. Posteriormente cuando el dique se rompió, tardó unos 100 años en volver a llenarse.

Fuente: http://infogeologia.wordpress.com/2010/05/09/cuando-el-mediterraneo-se-seco/



Nada es infinito, hasta un mar se puede secar….


Como no será infinito el lateral en el que anda atrapado Europa desde hace varios meses. En el gráfico adjunto del futuro del Eurostoxx 50 se puede ver claramente. Aunque es de destacar que en este momento está acercándose a la zona de techos y en caso de ruptura tiene mucho camino libre al alza.


Y quien nos está sacando del “ostracismo” lateral, es de nuevo, como no, un banco central, el nuestro, el BCE.
Por ejemplo cerca del cierre europeo del viernes han aparecido en el mercado informaciones acerca de que el Banco Central Europeo ha estado haciendo pruebas de un programa cuantitativo, lo que ha empezado a apoyar todavía más reducción de tipos en el mercado de deuda, lo que está ayudando a disparar también los activos de riesgo.



En concreto aparecen informaciones diciendo que el BCE quiere trabajar este mes junto con el banco de Inglaterra en una propuesta sobre activos ABS. Recordemos que Inglaterra utilizó esta aproximación y parece que le ha salido bastante bien.
Wall Street subió casi el 200% con su QE, en Europa los operadores especulan con lo mismo y se está reforzando la bolsa.
También es muy positivo para la bolsa europea, y para el Ibex en particular, la furia compradora de deuda. El viernes sucedía algo realmente extraño.


La noticia que ha dado la vuelta al mundo que es que a cinco años la deuda española ofrece menos rentabilidad que la norteamericana.


En un evento técnico de semejante calibre, los implicados intentan arrimar el ascua a su sardina y algunos ven prometedora la situación de nuestro país y por eso los inversores se apresuran a intentar cazar las rentabilidades que están disponibles en estos momentos pensando en que pueden ser altas comparado con lo que pueda venir en el futuro. Por parte norteamericana, la respuesta al titular ha sido un: “¿Seguro?”, “¿De verdad es así?” Y han empezado a soltar una retahíla de justificaciones enormes de por qué España no puede soñar con estar con rentabilidades más bajas que Estados Unidos, entre las que se encuentra la diferencia del rating de crédito, la liquidez de su deuda, etc.


¿La realidad? Puede que ni antes fuéramos tan malos, ni ahora tan buenos…Pero a fin de cuentas nos deja claro cuál es el factor clave: bolsa europea “huele” medidas del BCE contra la deflación y eso les suena a música celestial. Si rompemos los techos de los laterales podemos salir volando. Wall Street lo tiene más difícil, ellos están justo en el proceso contrario con su banco central. Cada parada de QE ha supuesto lateral en el mejor de los casos en EEUU o bajada.