Del Boletín económico de marzo conocido hoy.

 

De acuerdo con las últimas cifras de la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR), publicadas

por el INE a finales de febrero, el PIB de la economía española creció un 0,2 % en tasa

intertrimestral en el cuarto trimestre de 2013, avance algo mayor que el 0,1 % registrado en

el tercero, en el que el producto registró su primer aumento en más de dos años. Por componentes,

la demanda nacional disminuyó un 0,3 % con respecto al período julio-septiembre,

mientras que la aportación de la demanda externa al crecimiento del PIB volvió a ser positiva

—en concreto, de 0,5 puntos porcentuales (pp)—, gracias a la caída de las importaciones.

El consumo privado y la inversión en equipo mantuvieron ritmos de expansión similares

a los del trimestre precedente (0,5 % y 1,7 %, respectivamente). Por el contrario, se

observó una fuerte caída del consumo público —del 3,9 %—, tras el avance del período

anterior, mientras que la construcción aminoró su ritmo de retroceso hasta el –0,1 %.

 

Cabe destacar el comportamiento favorable del empleo, que creció un 0,1 % intertrimestral,

con lo que el descenso interanual se moderó en 1,7 pp, hasta el –1,6 %. La remuneración por

asalariado en el total de la economía repuntó hasta el 2,7 % interanual, lo que se explica porque

la comparación se establece frente a un período (el cuarto trimestre de 2012) en el que se

suprimió la paga extra de diciembre de los empleados públicos.

 

En el conjunto de 2013, el PIB retrocedió un 1,2 %, cuatro décimas menos que en el ejercicio

precedente. La demanda nacional experimentó una caída menor que en 2012 —del 2,7 %—,

pero también la aportación de la demanda externa fue más reducida, de 1,5 pp. Tanto el

consumo público como el consumo privado moderaron su ritmo de caída, en tanto que la

inversión en equipo recuperó tasas positivas. Por el contrario, la inversión en construcción

mantuvo una tónica negativa. El empleo cayó un 3,4 %, lo que supuso una ganancia de

productividad del 2,3 %. Dado el incremento de la remuneración por asalariado del 0,7 % en

el total de la economía, los costes laborales unitarios disminuyeron un 1,6 %.

 

Los indicadores coyunturales referidos al primer trimestre de 2014 apuntan, en general, a

una prolongación de la trayectoria de paulatina mejora de la actividad. Por lo que respecta

al consumo privado (véase gráfico 1), la información más reciente es compatible con un

modesto crecimiento en el primer trimestre.

La inversión en bienes de equipo estaría registrando también una evolución favorable al inicio

de 2014, de acuerdo con la información más reciente.

La inversión en construcción prosiguió a comienzos de 2014 la tónica de suave ralentización

de su ritmo de contracción.

En el primer mes de 2014 las ventas de bienes al exterior en términos reales mantuvieron,

según los datos de Aduanas, el tono de mejoría ya observado en el mes anterior. En particular,

las exportaciones aumentaron un 5,4 % interanual, tasa similar a la observada en

diciembre y superior a la registrada en el conjunto del último trimestre de 2013.

En la vertiente importadora, su ritmo de avance en enero —del 6,5 %— fue similar al del cuarto trimestre.

Aquí se recogen las proyecciones del BOS para la economía española en los dos próximos años.

A partir de ahora se revisarán de forma regular…

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España