Parece que todos estamos centrados en las cifras macro que salen del país y que casi no nos dan ningún respiro, ya que siguen mostrando una tendencia bajista que cada día hace que aumenten las dudas sobre el complimiento de sus objetivos de crecimiento para este año del 7%.

La cuestión es que siempre hemos tenido dudas de la calidad de los datos macro, e incluso se ha llegado a pensar que se los inventaban directamente, algo que aumentó con las cifras de las exportaciones e importaciones por esa relación especial que tienen con Hong Kong y que muchos encontraron ahí una vía para poder pagar menos impuestos. Esto quedó al descubierto por las grandes variaciones que tiene esos datos mes a mes y que en alguna ocasión no casaban bien con los países que les daban la contrapartida.

Pues bien, todo el mundo es consciente de que China ha cimentado su espectacular crecimiento en el sector inmobiliario y que este momento es el peor para que que estallen problemas de deudas. Recuerden que el Gobierno tensó la cuerda en el interbancario para hacer que las firmas controlasen su exposición en el riesgo y al bajar la liquidez forzaba a cerrar posiciones a las entidades para hacer frente a pagos de deudas.

Pues bien, mucho miedo están dando algunas medidas que han tomado y que muestran que están dando una patada a la lata para encontrarla más adelante.

En concreto tenemos que han pedido que las instituciones financieras sigan dando créditos a los gobiernos locales incluso bajo el conocimiento de que no pueden hacer frente a los créditos actuales. El gran problema aquí es que los ingresos de esos Gobiernos dependen del sector inmobiliario, y como estamos en mal momento económico, los préstamos con problemas se van amontonando, pero claro, a un precio muy peligroso ya que en algún momento se tendrá que reconocer que esa deuda tiene muchos problemas para devolverse o simplemente debe ser colocada en los “imposibles de pagar”. Según Fitch, los préstamos vinculados al sector inmobiliario y propiedad puede superar nada menos que el 60%.