Dice que el ratio de deuda sobre PIB sería del 165% en 2020 y del 150% en 2022. También dice que el alto ratio anterior y las necesidades financieras en brutas levantan preocupaciones muy serias sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia.

También dice que el agujero financiero que se espera ronda y supera los 74.000 millones de euros hasta julio de 2018 y que deberán ser cubiertas por nueva financiación externa.

Acaba diciendo que la opinión del Fondo Monetario Internacional sobre las necesidades de nueva financiación eran de 78.000 millones.

También dicen que el préstamo del ESM es necesario para evitar riesgos a otros países y a la Eurozona como conjunto.

El colapso del sistema bancario griego podría salpicar a otros países.

La Comisión Europea propone un préstamo de financiación puente de 7.000 millones para Grecia en julio si Grecia adopta un conjunto de reformas.

La financiación puente ventera del EFSM que será devuelto por el ESM una vez que Grecia obtenga el siguiente rescate en su totalidad.

La parte que viene del EFSM será entregado de un solo golpe y será devuelto como máximo en tres meses.

Para los 7000 millones del préstamo se podrían utilizar colocaciones privadas o notas de endeudamiento para asegurar la velocidad de la obtención de ese dinero. Las reformas que debe entregar Grecia a cambio deben estar recogidas en un memorando de entendimiento y que la comisión europea compruebe su implementación. Dichas reformas deben ser adoptadas el 15 de julio, es decir hoy, para que se desembolse el préstamo. Además, Grecia debe formalmente comenzar negociaciones para un rescate total del ESM antes de que la financiación puente sea desembolsada.