Londres es la ciudad europea donde más aglomeración de bancos ahí y además es desde donde parten la gran mayoría de las operaciones que se generan en toda Europa. Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, cambiar la situación del sector bancario en la ciudad, así que muchos quieren crear seres dentro de la Unión Europea, lo que significa crear puestos de trabajo en la zona o bien trasladar parte de las instalaciones y el personal hacia aquí.
 
Como estamos hablando de muchos millones de euros en impuestos y además sueldos de mucha altura, casi todas las capitales europeas se les ha pasado por la cabeza hacer de destino para este cambio, aunque sean París y Francfort las principales candidatas.
 
De momento las cifras rondan unas estimaciones de 100.000 empleos que saldrían de Londres para meterse en la Unión Europea.. Y estamos hablando de mucho dinero que podría dejar de recibirse en concepto de ingresos por estas entidades, ya que el sector bancario aporta el 11% de todos los impuestos que se pagan en Reino Unido.