Ya les he hablado muchas veces de que las bolsas son asimétricas según estén a la baja o al alza. Debido a esta forma de comportarse tan diferente, es muy difícil entrar a por cortos, más allá del corto plazo. Y en el intradía de hoy tenemos un ejemplo.

Estabamos bajando mucho, pilotados por el vertiginoso desplome de Espirito Santo, que era quien estaba poniendo nervioso a todo el mundo, y además hacía bajar a la bolsa portuguesa. Suspenden la cotización porque bajaba mucho. Ha sido hacer eso, se ha frenado la caída y ha empezado el rebote.

Cuando un valor sube disparado nadie lo para, nadie protesta. Cuando baja, se toman todo tipo de medidas, declaraciones de políticos, se le echa la culpa a los malvados especuladores.

En suma es una situación muy diferente. Una bolsa al alza se fomenta una bolsa a la baja se le frena. Esto no es ni bueno ni malo es lo que hay, pero tenemos que tenerlo muy muy muy en cuenta en nuestra operativa. Sobre todo si salimos del ámbito del corto plazo.