A esta hora de la tarde la sesión no ha cambiado mucho con respecto a esta mañana, pero eso sí, le ventas han aumentado.

Los factores son los mismos, pero su efecto negativo es mayor.

El primero de todos ellos es la reunión del día dieciocho en donde se supone que debería aparecer un acuerdo con Grecia pero que hoy precisamente lo que está encima de la mesa es más desacuerdo que nunca, lo que principalmente ha provocado que estemos descendiendo más del 1.8% en casi todas partes en el viejo continente.
Sólo hay que mirar la situación del mercado secundario de deuda y además el comportamiento de la bolsa de Grecia, que cierra con casi -5% y con algunos bancos desplomándose más del 15% esta mañana para cerrar el peor de hoy en el -12%. La deuda a diez años de Grecia está superando el +12%, en la parte media de la franja que separa el nerviosismo del pánico, situado en el 13%.

Como podemos imaginarnos, la periferia está dañada y el dinero parece que prefiere la seguridad, por lo que Alemania está bajando los tipos y tanto España como Italia los está subiendo. Destacable es ver que España está pagando más precio por la deuda a diez años que Italia, por lo que hay más factores que no gustan al mercado de nuestro país, como la constante inestabilidad política que va a haber desde ahora hasta las elecciones generales.

Como consecuencia de todo lo anterior, los bancos son de los más dañados en el Ibex 35 junto con las constructoras, ambas muy ligadas a toda la situación revuelta que tenemos encima de la mesa.

No hemos comenzado bien la semana, con más pesimismo acerca de Grecia, y todas las miradas están puestas en la reunión del día dieciocho, pero es que la realidad no está solo volcada en ese día dieciocho, sino en el día diecinueve que es el vencimiento trimestral de derivados y que va a condicionar la operativa durante toda la semana, junto con todos los titulares que irán apareciendo. Encima tenemos el miércoles por la tarde el FOMC, así que movimiento de sobra vamos a tener.

Estados Unidos ha emperador las cosas, porque se ha puesto a bajar -1% en todos los índices importantes, así que Europa lo ha visto peor y ha aumentado los descensos.

La única buena noticia, si es que se puede sacar alguna, es que los descensos del día no han puesto en peligro los mínimos del mes, en donde por ejemplo en el futuro del índice alemán se dejó una muestra de interés comprador, por lo que de momento estamos aguantando sin empeorar las cosas.

En estos momentos todos los súper sectores están en negativo con automoción y recambios como el peor del día descendiendo -2,22% seguido con los bancos -2,18% y los servicios financieros -2,1%.

El mejor del día es el de bebidas y alimentación con un descenso de -0,7%.