En una reciente reunión de economistas, uno de ellos se mostraba muy crítico con el escenario económico mundial (admito que no era el único), salvo con India. Y sin duda fue una excepción compartida por el resto de los asistentes. De hecho, muchos de ellos consideraron a la India como el reemplazo “natural” de China como motor de crecimiento en los próximos años.
 
http://www.imf.org/external/pubs/ft/survey/so/2016/CAR030216A.htm 
 
Positive policy actions together with the decline in oil prices have helped make India one of the fastest-growing large economies in the world. Its resilience, however, is being tested by an unfavorable global environment and a slow investment recovery. FMI.
 
La Institución Supranacional espera un crecimiento este año del 7.5 %, favorecido por la caída de los precios del crudo. De hecho, a diferencia de otras economías emergentes importadoras de crudo, en la India la caída de los precios externos ha ofrecido margen para un aumento del gasto e inversión interna al mismo tiempo que mejorado los números en el caso de la balanza fiscal y de pagos. Además, naturalmente, de reducir las presiones inflacionistas. Muchos beneficios sin duda.
 
c1

 
Al final, una de las pocas economías en desarrollo donde se espera una aceleración del crecimiento para este año. Marginal, considerando la estimación del crecimiento del 7.3 % en 2015, pero crecimiento.
 
¿Riesgos? claro, el entorno macro y financiero internacional. Y también digerir excesos pasados, como en el caso de la banca en términos de morosidad.

¿Retos? Mejorar la capacidad de crecimiento, lo que pasa por una mejora en la inversión. De la mano de la inversión pública a corto plazo, con claro impacto positivo en la inversión privada.
 
c2

 
Como decía al principio, muchos de los riesgos de China se han matizado por la caída de los precios externos. Uno de ellos es la inflación, que se ha reducido a la mitad hasta niveles por encima del 5 % desde hace siete años. También es cierto que la caída se ha visto apuntalada por el gap económico y las medidas restrictivas desde el Banco Central.
 
Recuperando el título de esta nota, ¿es la India la alternativa? Posiblemente a muy largo plazo podría serlo.
Pero, a corto y medio plazo debe seguir aplicando reformas con el objetivo doble de mantener un elevado crecimiento económico que absorba mano de obra y aumente la flexibilidad económica dando con ello más visibilidad para un aumento de la inversión privada. ¿Y el entorno internacional? Seguirá siendo difícil, pero hasta el momento esto no ha sido un obstáculo para que los inversores internacionales discriminen. Espero que lo sigan haciendo.
 
José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España