Hay una buena y una mala noticia. Empezando por la buena, dice que el equilibrio del mercado ya ha llegado, pero la mala noticia es que incluso teniendo un equilibrio entre producción y demanda, en medio de los dos factores hay unas reservas tan altas que son el principal problema para que los precios evolucionen al alza.
 
De hecho, dicen que los inventarios comerciales subieron tanto en mayo como junio a un nuevo récord histórico en la OCDE y además el almacenamiento marítimo está al nivel más alto desde 2009.
 
Aquí la salida de Reino Unido de la Unión Europea también se nota, ya que dicen que la demanda en la Unión Europea ha sorprendido con un fuerte repunte al alza, pero los efectos negativos de la salida de Reino Unido hacen que este repunte pueda no durar mucho.
 
Con respecto a las perspectivas de demanda, dice que para 2017 subirá en 1,3 millones de barriles por día teniendo como grandes catalizadores de la misma a China y la India. Para este año esperan que el crecimiento sea de 100.000 barriles por día hasta alcanzar los 1,4 millones.