Parece que el gobernador del Banco de Japón es consciente de las turbulencias que se están generando los mercados por la acción de los bancos centrales que a veces van unos contra otros, en el sentido de que China está haciendo la guerra por su cuenta, Estados Unidos lleva mucho tiempo mirándose a sí mismo, y encima el Banco Central Europeo se ha puesto ahora con el programa cuantitativo, por lo que entre todos están generando un mar muy picado que no favorece en nada a ninguno de ellos, por lo que Kuroda pide que en los momentos en los que sea necesario, haya una coordinación internacional de los bancos centrales para evitar las turbulencias que son tan dañinas para todos los participantes de la economía mundial.