Tras el susto que nos ha dado a todos el dato de crecimiento del segundo trimestre en donde queda mucho peor de lo esperado, y al ser otra vez negativo, entramos otra vez en recesión en el país, han presentado planes para intentar sacar al país de la recesión y, de momento, no están levantando demasiadas pasiones entre los analistas.
Desde el mercado se ve que hay cierta urgencia en crear modificaciones en la economía para salir de la recesión cuanto antes, y lo que han presentado se ve como reformas demasiado progresivas y eso genera algún que otro recelo en el mercado.
 
Por un lado tenemos reducción de los precios de la energía para las pymes, créditos para las compañías que hagan nuevas inversiones en maquinaria y nuevas reglas en los préstamos para que tanto los fondos de crédito como las aseguradoras puedan financiar directamente a los negocios.
 
Las medidas no tienen demasiada potencia y el mercado se comenta que el gobierno ha perdido el norte de la situación.