El INE confirma que los precios moderan su caída en mayo, hasta -0.2 % desde -0.6 %.

Con todo, es una moderación mayor de lo esperado.


Pero lo mas llamativo es la aceleración en la inflación subyacente, hasta un 0.5 % en mayo desde el 0.3 % antes.





Los componentes más volátiles de los precios, alimentos sin elaborar y energía, suben hasta un 2.3 % (0.2 %) los primeros y hasta -6.4 % (-7.2 %) la energía.



Pero, aceleración de los precios de los alimentos elaborados hasta 0.9 % (0.7 %), manufactureros no energía hasta 0.1 % (0.0 %) y servicios hasta 0.7 % (0.3 %).

¿Debemos inquietarnos? No lo creo.

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España