Wall Street ha tenido un susto tremendo con la subida de los inventarios semanales de crudo, y el movimiento en el activo nos ha llevado incluso a buscar la zona de los mínimos de la sesión, pero no se han perforado, ayudando a que Europa no tuviese más impulso negativo por parte de Estados Unidos y hemos seguido tranquilamente descontando los beneficiosos efectos de un euro tan bajo en las exportadoras, lo que ha hecho que el futuro del índice alemán esté subiendo cerca del 2,3% ayudado por la mejora del 3,35% en el súper sector de automoción y recambios que también se está contagiando al de químicas que sube 2,27%.

En estos momentos sólo el súper sector de petroleras está en negativo descendiendo -0,09%

El Ibex 35 ha conseguido rehacerse un poco y subir 0,76%, pero de todos los índices es el más perjudicado ya que el gran número de elecciones en nuestro país pone encima de la resistencias un peso adicional en forma de riesgo político que se ve claramente en el comportamiento del mercado secundario de deuda en donde Italia para menos que nosotros.