Wall Street abrió con ligeras dudas en algunos índices con la vista puesta de la fuerte revalorización del dólar gracias al desplome del euro una vez ha hablado y dado algunos detalles del programa cuantitativo el Presidente del Banco Central Europeo.

Hay valores que están siendo dañados claramente por el dólar, pero parece ser que todo el mundo está teniendo en la cabeza que el dinero que dejó de inyectar la Reserva Federal, está siendo sustituido por el que está a punto de inyectar el 9 de marzo el BCE. 

En general es dinero que entra dentro del mercado y antes incluso de ser activado, está teniendo efectos positivos, ya que siguen bajando las rentabilidades de forma fuerte en toda Europa, especialmente en la periferia.

La bajada de las rentabilidades está ayudando especialmente en este momento a las aseguradoras que mejoran 1,58%, y la bajada del euro a los bienes y servicios industriales que suben 1,48%, también recogiendo algo de beneficio los servicios financieros que suben 1,27%.

Recursos básicos, el peor del día subiendo 0,17%, va ligeramente detrás de las petroleras que suben 0,37% y de los bancos que también suben 0,39%.

Cierto es que encima de la mesa el movimiento de las divisas es negativo para algunos sectores como el de recursos básicos o incluso el de petroleras, pero hay un aroma a recuperación de un Europa que puede eclipsar lo todo en algunos momentos.

Ahora mismo el futuro del índice alemán crea un nuevo máximo anual, al igual que el europeo EX50 y el futuro del Cac 40, siendo el Ibex 35 el más rezagado de todos ellos porque todavía está por debajo de los 11.200 puntos.