No hace mucho nos preocupábamos de que no había manera de que el dax rompiera al alza el número psicológico 10.000, pues aunque parezca mentira vamos a empezar a mirar para abajo, porque sigue cayendo a plomo. Soporte muy fuerte en 9.000, donde ya se paró durante todo el año varias veces, y que si el 10.000 costó ahora imaginen lo que puede costar este.

El futuro del mini por su parte tiene el mínimo del día exactamente pegado a la media de 100, si pierde ese nivel cuidado que se va directo a la media de 200 en 1.854.

El futuro del Ibex está toda la sesión luchando por no perder los 10.500, cuidado si cede al final, con el fin de semana por delante, pueden saltar stops de venta por todos lados.

Espírito Santo ya con su valor reducido a nada, está suspendido de cotización. Por cierto estas cosas siempre las pagan los malvados especuladores, que eran sabios inversores, cuando el banco hacia arriba con una mala gestión y deudas imposibles, pero hay que recordar que están prohibidos los cortos, la bajada es de gente que vende sus acciones reales.