Aunque las bolsas no hacen caso al dato de ADP sí lo hacen los bonos y así los bonos americanos a 10 y a 30 años tocan máximos de rentabilidad de una semana