Hoy teníamos un momento complicado en la apertura de Wall Street por los comentarios de Plosser diciendo que la recuperación de la economía de Estados Unidos estaba llegando ya a los objetivos más rápido de lo esperado y que según todas las reglas, la subida de  tipos debería aparecer el trimestre que viene, un momento bastante más temprano de lo que el mercado espera.
Lo anterior ponía un signo de interrogación a la apertura de Wall Street, pero parece que la situación ha mejorado bastante una vez conocidos datos del mercado inmobiliario. En cierto sentido, con la situación actual, no da demasiado miedo ver una ralentización de los incrementos de los precios de las viviendas, pero lo que sí hbaría dolido son unas cifras de venta de viviendas bastante peor de lo esperado. Sin embargo, esto no ha sido así, y hemos visto una subida casi del 19% y ha animado mucho la situación ya que la recuperación del sector inmobiliario es un pilar fundamental de la recuperación. El movimiento en el sector inmobiliario es de tal calibre tanto el Reino Unido como en Estados Unidos, que incluso en Bloomberg lanzaban una pregunta a los inversores: ¿A qué tienen más miedo, una burbuja en la bolsa o una burbuja inmobiliaria? Recuerden que se está vigilando muchísimo los precios de las viviendas en Reino Unido, que es ahora mismo el mercado más recalentado.