Hoy tenemos un movimiento contrario al de días pasados, ya que la periferia era la que mejoraba y el DAX estaba parado en los 10.000.

De momento tenemos buenas noticias puntuales, como la mejora de Grecia en el secundario o la buena producción industrial de Italia o Reino Unido, pero nada que esté ayudando en serio al DAX. Por ejemplo, BMW sigue batiendo récords de ventas pero está bajando y el apoyo en el índice alemán viene por Adidas, K+S y Bayer.
 
Estamos lejos de mínimos en todos los futuros sobre índices por el momento, pero no tenemos gasolina de alto octanaje de forma evidente.