El sector tecnológico sigue siendo el peor de Europa, con una caída del 2,5% y arrastra al resto del mercado contagiado por la caída del Nasdaq en EEUU. La volatilidad del Eurostoxx sube más del 6% hasta el nivel de 18,31, a partir de 20 se considera que la bolsa es muy volátil.