Inflación de la eurozona de febrero queda igual que el mes anterior en +0,8% cuando se esperaba +0,7%. Estos son datos interanuales.

 


Es un dato bueno para la economía, porque cuanto más lejos la deflación mejor, y desde luego para el euro.

 

Para las bolsas dudoso, porque aunque es bueno aleja la posibilidad de que el BCE tome medidas que es lo que siempre quieren las bolsas.