Véase la impresionante caída, y como esto va a seguir presionando a la inflación a la baja en las grandes potencias occidentales. Todo se ha acelerado con la devaluación del yuan.