La OCDE acaba de comentar que sus indicadores de crecimiento sobre las principales economías se muestran estables, pero que destacan que el crecimiento de Japón y Alemania, está perdiendo fuerza, siempre bajo el prisma de estos indicadores.