Europa sigue estando muy tocada una vez estamos pasando por el grueso importante de la temporada de resultados tanto en EEUU como en Europa.

La situación es muy compleja porque tenemos muchos factores rondándonos que van desde los malos datos macro que hemos conocido en China, confirmando que su economía no está bien y tiene mucha incertidumbre, hasta una cantidad de PMI en la zona euro que no ha quedado como debiera y además hay una mezcla de datos en Estados Unidos que lo que más hace es generar incertidumbre, ya que tuvimos una venta de viviendas de segunda mano mejor de lo esperado, la venta de viviendas nuevas ha tenido una fuerte bajada y además el paro semanal ha quedado al mejor nivel desde hace 40 años, por lo que no hay certidumbre absolutamente de nada.
Lo cierto, es que parece que no hay ganas de seguir subiendo a corto plazo y ahora mismo todos los súper sectores importantes están teniendo problemas:

El súper sector de petroleras está descendiendo -1,23%, el de recursos básicos está cayendo -2,41% y el de automoción y recambios -2,04%. El de constructoras cae -0,83%, el de bancos -0,8% y el de medios de comunicación -0,89%.

Todos tienen algún motivo para caer, los recursos básicos hemos visto que tiene muchas devaluaciones de activos por los bajos precios tanto del crudo como de los metales, automoción y recambios tiene problemas porque China no acaba de arrancar, Estados Unidos ya veremos y Latinoamérica está atascada; las constructoras en España tampoco lo están pasando bien y los bancos van a tener problemas de ingresos si los tipos bajos en la deuda sigue manteniéndose durante mucho tiempo, por lo que hay muchísima incertidumbre en el mercado.

Con respecto a Estados Unidos, los resultados empresariales siguen lastrando prácticamente todo.

El sector de energía del SP 500 es uno de los peores descendiendo -1,1% porque el crudo de referencia en EEUU está ya rondando los 48,00 $, lo que eliminarán parte del riesgo de inflación en Europa, y mantiene el programa cuantitativo durante más tiempo, lo que ayuda a la deuda pero perjudica al sector bancario.

Además, cuidados de la salud es el peor con un descenso de -1,43% por los malos resultados de Biogen y el de consumo discrecional es el mejor con +0,91% gracias a ese disparo de los resultados de Amazon que le hacen subir más del 15%. En realidad, no hay nada más, porque las tecnológicas están muy dañadas en los valores más importantes.