Indicador de confianza empresarial alemán IFO queda en 109,7 peor de lo esperado que era 110,2.

 Indicador de condiciones actuales 114,8 cuando se esperaba 115.

 Indicador de expectativas baja de 105,9 a 104,8.

 Mal dato para las bolsas por tanto.

 
 

Adjunto gráfico de Reuters de la evolución del indicador.  

Desde el IFO se dice que las medidas del BCE eran de esperar y que no tiene impacto mayo en la economía alemana. Debido a la crisis de Ucrania, la indsutria alemana tiene un punto de inseguridad y posiblemente también por Irak. Todavía es temprano para poder determinar el impacto de un crudo más alto.

El Q2 esperan que sea más débil para la economía alemana con un +0,3% de PIB, pero para todo el año esperan que sea más alto de lo esperado y la perspectiva es buena. La actividad de consumo sigue siendo fuerte y estable.