La IEA comenta que la demanda de petróleo se va a acelerar en 2015 a 1,4 millones de barriles diarios, desde los 1,23 millones de 2014.