Pocas novedades desde la reunión hoy del SNB. Pero, les anticipo que la del FOMC de ayer seguirá generando un fuerte debate en el futuro próximo (siempre que los eventos en Grecia lo permitan).

En definitiva, ya saben que la reacción de los mercados ayer fue claramente compradora desde el FOMC. Pero, ¿tiene sentido? En el fondo la Fed simplemente dijo que seguirá los datos macro y que el escenario macro está mejorando. Luego, la mayoría de los consejeros se inclinaron por hasta dos subidas de tipos este año. Y esto sitúa a junio como un claro postulante para ser el primer mes en inaugurar la escalada de tipos. ¿Qué no es apropiado hablar de escalada? Veo que han absorbido bien el mensaje implícito que transmite la autoridad monetaria norteamericana: da igual cuando suban, cuando lo realmente importante es que sean subidas ordenadas y limitadas. Está por ver que el mercado permita ambas cosas.

La rentabilidad del treasury 10 años bajó ayer hasta 2.28 %.
La del bund del mismo plazo bajó hasta 0.75 %.
Pero se mantiene la tensión, aunque es cierto que en menor medida que por la mañana, en la deuda periférica europea.
El diferencial bono-bund 10 años en niveles de 157 p.b.
La rentabilidad del bono en 2.31 %.

Buena subasta de deuda en España, lo que confirma que el apetito por el papel no se ve afectado por las correcciones al alza de las rentabilidades. Y son correcciones, en mi opinión.

Hoy me han preguntado que cómo reaccionaría la deuda española (y el resto de la europea) si finalmente Grecia entra en default y amenaza con salirse del EUR (ya veremos cómo se hace esto). ¿Mi respuesta? Naturalmente dependería del ECB. Y no creo que la autoridad monetaria europea vaya a permitir poner en cuestión la estabilidad financiera y/o la confianza en la supervivencia en el EUR con el margen de maniobra que le otorga el QE.

Volviendo de nuevo a la Fed, aquí les dejo unos comentarios ayer desde un Consejero del BOE....

* La subida de tipos no está lejos
* Posible incluso con la inflación por debajo del 2 %
* La inflación podría repuntar hasta el 2 % a principios de 2016
* No hay evidencia de que la baja inflación se esté trasladando a salarios
* Los factores detrás de la baja inflación actual son transitorios

Forbes, que es el nombre del Consejero, en el fondo no dice nada muy diferente a lo que opinan otros consejeros en este caso desde la Fed. E incluso la propia Yellen utilizó alguno de estos argumentos ayer mismo en su discurso. De esta forma, la lectura dovish de ayer podría cambiar hacia bearish si los datos acompañan. Como los de inflación que conoceremos hoy mismo. Veremos.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España