Dato plano de la economía de la zona EUR en el Q2; caída del 6.8 % anualizada en el caso de la economía japonesa en el mismo periodo; datos de nuevo ambiguos para la economía norteamericana, iniciado el Q3...
Al final, un crecimiento económico mundial frustrante. Esto es lo que dijo hace unos días Fisher de la Fed. Pero seguro que lo piensan muchos de los banqueros centrales que se reunen esta semana en Jackson Hole, centradas las conferencias este año precisamente en el mercado de trabajo.

¿Y el mercado? Ya está anticipando los mensajes...dovish.
De esta forma, peores datos económicos tienen un impacto antinatura positivo en los mercados. En la deuda, con tipos de interés mínimos en los plazos largos como el 0.5 % del JGB o el 1 % del bund. Pero la rentabilidad del treasury 10 años también ha caído hasta mínimos del año, en 2.37 % en estos momentos.
La rentabilidad del bono en niveles de 2.46 %.
El diferencial bono-bund 10 años en 1.47 puntos.
¿cds?
::::::::CITI SOVEREIGN (SOVS):::::::::                                                    5Y (9/19)           10Y        5/10's                                 ITALY       100/104 0      155.5/165.5   57/60                                  SPAIN        65/69  -1.5   111.5/123.5   48/54                                  PORTUGAL    174/184 -3     226.5/256.5   53/63                                  IRELAND      52/57  -1      69.5/109.5   28/42                                                                                                                  BELGIUM      44/48  0         79/89      34/42                                  FRANCE       44/47  -1      79.5/85.5    34/40                                  AUSTRIA      32/37  0       57.5/67.5    24/32                                  UK           19/23  0         40/50      21/27                                  GERMANY      21/23  0       41.5/47.5    19/25

Pero, volvamos a los bancos centrales. ¿Qué tipo de mensaje dovish nos pueden dejar? Y especialmente en el caso de la Fed. Ya les voy anticipando que tras finalizar el Taper en octubre de este año no esperamos que el inicio de la subida de tipos sea anterior a la segunda mitad del próximo ejercicio. Pero, naturalmente, el debate sobre la estabilidad financiera puede ser recurrente de forma que no se puede descartar que el inicio de la normalización monetaria sea anterior. No lo espero, aunque tampoco lo descarto.

¿Qué mensaje puede dejar Yellen? Les doy tres opciones:

1.      Muy dovish, enfatizando que el desempleo natural se estima en niveles de 5.5 o por debajo. También mencionando la elevada temporalidad y a tiempo parcial del empleo creado. Y hasta mencionando la limitada subida de los salarios, en niveles del 2.0 % anual en el caso de los salarios por hora trabajada
2.      Dovish, mencionando que los riesgos para la inflación son limitados y que se siguen observando indicios de slack en el mercado de trabajo cuando la política monetaria tiene margen aún de actuación
3.      Optimista para la economía, que podría seguir mejorando el mercado de trabajo. Pero sin prisa para iniciar la normalización monetaria, considerando el escenario internacional de incertidumbre y desinflación importada

Naturalmente, el primer mensaje acentuaría la mejora del sentimiento del mercado. Aunque los otros dos probablemente  no cambiarían demasiado el escenario, especialmente si la tensión internacional se mantiene y no hay grandes argumentos macro (o financieros) que lo mejoren. Piensen que durante esta semana también tendremos las Actas del último FOMC y las del BOE. Y aunque es cierto que se puede descartar ya un discurso alcista (tras el Informe de inflación del BOE hemos aplazado la primera subida de tipos hasta el Q1 del año próximo), también es razonable esperar que el debate  dentro de ambos bancos centrales sea suficientemente intenso como para aumentar la incertidumbre sobre el futuro. Si esto es ya posible.

¿Y el ECB? No espero novedades desde el discurso de Draghi. Como tampoco desde el BOJ.

Dos cosas más, desde las emisiones de papel público previstas en la semana hasta los últimos datos de flujos de dinero en fondos.
El miércoles colocará el Tesoro alemán papel 2016 por 5 bn. Hoy lunes lo ha hecho el Tesoro japonés, hasta 20 años.
Mas de 3.8 bn. de compras de fondos de renta fija en la semana y de 2.8 bn. para los de renta variable. En este último caso, con fuertes ventas en fondos europeos compensadas por compras de emergentes (asiáticos) y USA.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España