Veamos.
Durante la última semana compras de fondos de renta fija internacional por 9 bn. y ventas de fondos de bolsa por 9.3 bn. Estos últimos explicados por ventas de 11.7 bn. de fondos de bolsa USA.
¿Éxito de Yellen? Es complicado saber si realmente busca esto. Con todo, parece claro que la "estabilidad" que transmiten sus palabras beneficia en mayor medida a la deuda frente a la bolsa. Pero, recuerden como la propia Yellen también admitía los riesgos derivados de tipos de interés bajos durante mucho tiempo. ¿Se refería a los plazos cortos o a los de medio plazo?
Pero, es cierto, no sólo son los fondos en bolsa USA: durante la semana también hemos visto ventas de fondos emergentes por 707 bn (primera salida en siete semanas). Pero compras de fondos globales por 2 bn. y de 1.2 bn. en fondos europeos.

No se inquieten: los mercados suben y bajan. Y los inversores, una parte, siempre se intentan adelantar a estos movimientos. Puro trading. Pero, es cierto que todos esperaríamos en un contexto de elevada liquidez internacional y mejora en las perspectivas de crecimiento que los inversores aumentaran su exposición a activos de riesgo de forma clara. Claro que también sería importante que los precios de los activos suban en línea con las perspectivas macro y no tanto con las perspectivas sobre nuevas decisiones de los bancos centrales. Pero esto no es fácil.

¿Quieren un nuevo ejemplo? Japón.
Hoy publica Bloomberg una encuesta entre economistas sobre el mantenimiento de niveles objetivos de inflación del 2.0 % en Japón para el próximo año fiscal. Y casi unanimidad en que el 2.7 % no se puede mantener, de forma que el efecto escalón el año próximo llevará la inflación bien por debajo del 2.0 %. ¿Conclusión? Más del 75 % de los encuestados esperan nuevas medidas expansivas a final de año. Pero, es cierto, el propio Kuroda también consideraba hace unos días que los economistas han sido consistentemente erróneos en sus proyecciones sobre Japón. Incluida la consecución del objetivo de inflación. Credibilidad.

Los mercados de deuda reaccionaron de forma muy positiva ante los comentarios ayer de Draghi. Pero, creo que la caídas sería de cualquier forma, obviamente menos rápida, si el Presidente del ECB no hubiera dicho nada nuevo. Detras del continuo goteo de tipos de la deuda europea hay tres factores: 1. Búsqueda de rentabilidad (en buena parte internacional); 2. Expectativas de QE; 3. Demanda estructural hacia el EUR como moneda de referencia mundial. ¿Y los fundamentales? En estos momentos pocos activos financieros dependen de los fundamentales en su comportamiento. Al final, un riesgo de distorsión de la inversión internacional.

El diferencial bono-bund 10 años en niveles de 142 p.b.
La rentabilidad del bono en niveles de 2.87 %.

La rentabilidad del treasury 10 años en 2.6 %.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España