Si miran el gráfico adjunto, seguimos bajo la influencia de aquella envolvente bajista que apareció en los tres índices en los máximos del día de ayer. La recuperación posterior no ha conseguido superar dichos máximos y los problemas de hoy nos han llevado a una zona de soporte que está bien marcada tanto en el futuro del índice alemán como del europeo, correspondiente a los mínimos relativos de hace dos sesiones. Si se fijan, parece la línea clavicular de un gran hombro cabeza hombro que está rondando la media de 200 en gráficos de 30 minutos, así que mucho cuidado si perdemos los mínimos del día.

 
indices