Vean los tres a 30 minutos. La sobreventa de la apertura nos genera un rebote que nos hace ganar tiempo y colocarnos ligeramente por encima de la temida media de 200 en este plazo

Durante unos minutos hemos tenido a los tres por debajo de ese nivel, lo que es un momento muy peligroso. El gap de apertura se intenta cerrar, pero hay que estar muy atentos a las ventas por si entran de nuevo y buscan acabar de perder el soporte de la media y meternos en problemas.