La sobreventa es palpable en los tres futuros a 30 minutos y tenemos un frenazo en el DAX en forma de karakasa con repunte de volumen, pero debemos estar muy atentos porque no podemos descartar más descensos. Los RSI todavía están muy tensos y mientras no rompan sus directrices al alza y salgan de la sobreventa, el peligro se mantiene:

 
indices